Bueno…tu presentación se merece que nos hagas una puesta a punto…comentanos más acerca de tu perfil profesional

Pues estudié ingeniería en organización industrial y, al terminar, decidí dedicarme profesionalmente a la fotografía. Por otro lado, no me considero escritor, pero las circunstancias de hace unos años dieron lugar a un relato de unas 150 páginas que aún está por editar. Supongo que ahora tendría que añadir videographer a mi bio, pero voy a esperar un poco, que aún estoy un poco verde.

 

¿Que disciplina de la fotografía te gusta más?

Me fascina la moda cuando va un poco más allá y trata de contar una historia. Hay editoriales geniales que funcionan, aparte de por su contenido visual, por el concepto que llevan detrás. Por poner un ejemplo, State of Emergency de Steven Meisel (http://trendland.com/state-of-emergency-by-steven-meisel/) o Me&Serena de Spencer Wohlrab (http://bentrovatoblog.com/photography/serena-spencer-wohlrab/) me parecen increíbles.

 

¿Tu perfil es muy amplio? ¿Te genera problemas a la hora de encontrar trabajos?

Creo que poder abarcar mucho (siempre y cuando lo hagas bien) abre puertas, nunca al revés. Creo que Cup of Couple (http://www.cupofcuple.com) son un buen ejemplo ya que, independientemente del carisma que tienen, van más allá del concepto clásico de blogger porque aportan fotografías de alta calidad y vídeo. Son como una microempresa de medios, y creo que ahí reside una parte importante de su (merecidísimo) éxito.

 

¿Opinas que las nuevas profesiones son cada vez más concretas o por lo contrario crees que es mejor reciclarte y reestructurar tu perfil profesional?

Al hilo de mi respuesta anterior, creo que en el mundo de los medios audiovisuales, ser polifacético es siempre una ventaja. Si eres capaz de cubrir un evento y no sólo fotografiar el ambiente sino además montar y editar un vídeo de presentación del evento, tienes un valor añadido sobre alguien que sólo sepa fotografiar. Y si a eso le sumas la posibilidad de escribir tú mismo la crónica, pues eso que te llevas (o que se lleva la empresa que te contrata, que se puede ahorrar dos sueldos).

 

Probablemente saldría mejor contratando a tres especialistas, pero creo que, por norma general y teniendo en cuenta la situación económica, no van por ahí los tiros.

 

Ingeniero y creativo…¿Eres muy cartesiano a la hora de plantearte una producción fotográfica?

La verdad es que sí. Soy el típico obsesivo que se pasa el día de antes en la localización estudiando la disponibilidad de luz a lo largo del día y dibujando escenas que me llaman la atención. Soy un cansino, pero no sé, creo sinceramente que trabajar en un entorno bien organizado es clave para que cada miembro del equipo rinda al máximo.

 

No quiere decir que no haya lugar para la improvisación, para nada. Es una cuestión de tranquilidad: lo ideal sería, a la hora de fotografiar, no tener ninguna preocupación fuera del aspecto creativo.

 

¿Últimas publicaciones?

Pues lo último que he publicado ha sido un editorial de lencería en Ben Trovato http://bentrovatoblog.com/photography/intimate-affair-pablo-curto/

 

Nuestra pregunta estrella…. ¿Analógico o digital?

Para la intimidad, analógico, porque aún guarda algo de espontaneidad.

Y es que ocurre últimamente que cuando retratas a alguien lo primero que hace es acercarse, señalar a la cámara y decirte, ¿a ver? Supongo que es una costumbre que hemos desarrollado como consecuencia del uso de las redes sociales, la sobre-exposición de nuestra imagen personal, todo eso. Creo que se le da demasiada importancia a ‘salir guapo’, aunque entiendo de dónde viene esta actitud. Disparando en analógico desaparece este problema.

Por otro lado, le devuelve el valor a la fotografía; no un valor real, sino un valor simbólico. Es análogo a lo que le está ocurriendo a la comunicación con el WhatsApp. La gente piensa que, como es gratis, tiene licencia para bombardear a todo el mundo a mensajes constantemente, aunque sea para no decir nada. Al fotografiar en analógico, no tienes disparos ilimitados y gratuitos, lo que te obliga a pensar antes de apretar el disparador.

El momento de reflexión previo al disparo es lo que define el carácter personal de una fotografía. Y ya me callo, que menuda parrafada (es que justo ayer estuve hablando de esto, lo siento). Yo aún mando SMS, por cierto.

 

¿Donde veremos tu obra proximamente?

Pues no quiero adelantar acontecimientos, porque ya se sabe cómo funcionan estas cosas, pero tuve una entrevista en una revista de cabecera y empiezo a colaborar con ellos; así que cruzo los dedos para que me veáis pronto en el kiosco de la esquina.

oficial website